el blog de cocotto

13 nov. 2014

Tarta de Zanahoria

Ayer pasamos la tarde en la cocina haciendo una estupenda tarta de zanahoria ¡Nos salió buenísima! Tan riquísima que no he desperdiciado la ocasión para compartir la receta con vosotros en el blog, y para animar a quienes aún no la hayáis probado :)


Versiones de tarta o pastel de zanahoria hay muchos, pero  especialmente esta receta es la que a mi más me gusta, me la enseñó una amiga británica a la que éstas buenísimas "Carrot Cake", como allí las llaman, le salen increíbles.

He intentado ser lo más fiel posible a la receta original que ella me pasó pero mi versión está un poco adaptada a ingredientes fáciles de comprar en España. Para esta receta, lo he comprado todo en el Mercadona, menos el extracto de vainilla que podéis encontrarlo en las tiendas especializadas como esta de www.nubesdeazucar.es.

¡Venga, venga! Animaros a cocinarla... es una actividad genial para una de esas lluviosas tardes de otoño, tal y como hicimos nosotros ayer en casa.


Receta de Tarta de Zanahoria

Ingredientes para el bizcocho de zanahoria:

  • 200 gr de harina integral
  • 175 gr de azúcar moreno
  • 175 ml de aceite de girasol
  • 2 huevos XL
  • 200 gr de zanahoria rallada fina
  • 50 gr de nueces picadas
  • 1 cucharilla de canela en polvo
  • 1 cucharilla de bicarbonato
  • 1 cucharilla  de levadura 
  • 1/2 cucharilla  de jengibre molido (lo venden en la sección de especias)
  • 1/2 cucharilla  de extracto de vainilla
  • Un poco de ralladura de naranja para darle un toque

Ingredientes para la cobertura; frosting de queso

  • 270 gr de queso cremoso (Philadelphia)
  • 2 cucharadas colmadas de azúcar glass
  • 75 gr de mantequilla sin sal
  • 1/4 cucharada de extracto de vainilla


Preparación:

- Empezaremos con el bizcocho por lo que lo primero que haremos antes de empezar es encender el horno y precalentarlo a 170 grados con la bandeja a media altura.

- Luego cogemos la harina, la levadura, el bicarbonato, la canela y el jengibre en polvo y lo apartaremos todo mezclado en un único recipiente.

- Por otro lado ponemos en un bol los 2 huevos grandes (si son muy pequeños podéis usar tres) junto con el azúcar moreno. Y lo batimos bien durante 3-4 minutos con una batidora eléctrica hasta conseguir una textura esponjosa. Añadimos poco a poco el aceite de girasol y volvemos a batir durante otros 2-3 minutos más para que quede bien integrado.

- Y a continuación, poco a poco y sin parar de batir para q no se nos hagan grumos, vamos incorporando la mezcla de la harina con las especias que hemos juntado anteriormente.

- Pelamos y rallamos fino las zanahorias y un poco de piel de naranja para aromatizar, y entonces lo añadimos todo a la mezcla junto al extracto de vainilla y las nueces picadas, y movemos bien homogéneo.
 Ya lo podemos pasar al molde para hornear (para esta cantidad yo utilizo uno mediano de silicona, de unos 21 cm de diámetro). Y lo metemos en el horno a 170 º durante 30-40 minutos dependiendo de lo potente que sea vuestro horno.

- A partir de los 30 minutos se tiene que ir pinchando el bizcocho con un cuchillo para vigilar que no se nos pase de cocción asegurándonos así de que quede jugoso. En cuanto el cuchillo sale limpio se saca inmediatamente del horno y dejamos que el bizcocho se enfríe antes de sacarlo del molde. 

- Mientras el bizcocho se está horneando podemos ir preparando el frosting de queso. Éste se puede hacer un poco al gusto porque hay quien le pone mantequilla y quien no, así que podéis hacer experimentos y ver cual os gusta más. A mi como me encanta el contraste del dulce con el salado, a veces no le pongo mantequilla al frosting y así noto mucho más el sabor salado del Philadelphia, pero en casa suele gustar más con un poco de mantequilla, así que para gustos colores y para colores sabores :)

- Para esta receta batimos la mantequilla que hemos sacado un rato antes de la nevera con el azúcar glass y el extracto de vainilla, y después se añade el queso recién sacado de la nevera mezclándolo todo muy bien pero sin batir en exceso para que quede con la textura deseada.
 Luego se vuelve a meter en la nevera y una vez se ha enfriado nuestro bizcocho lo recubrimos con una capa gruesa de este frosting de queso y lo decoramos con unas nueces picadas por encima,
¡Buenísimo!


Ya nos contaréis como os ha quedado o si tenéis alguna versión más para este delicioso pastel, porque he de confersar que para mi que no soy muy de dulces, ésta es una de mis tartas favoritas.
Y aleee, ¡qué paséis un día muy muy feliz!

Besitos de Cocottó :*



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...